11 Saltar al contenido
EcoAgricultura

El Ácido Fórmico (E-236)

acido fornico

El ácido fórmico, llamado también metanoico, representa una sustancia metabólica que abunda, normalmente, en plantas, animales y personas. A causa de su acción excitante local, su empleo como conservante es limitado.

El ácido puro en contacto con la piel ocasiona rápidamente fuertes corrosiones y ampollas.

En los productos alimentarios se forman sales nutras con los componentes básicos del ácido fórmico, que no provocan irritaciones y que son bien toleradas.

Una parte del ácido fórmico se descompone en el tracto intestinal y el resto se metaboliza casi todo.

Ácido Fórmico para la conservación de forrajes

Desde hace mucho tiempo el ácido fórmico o sus sales de sodio se vienen empleando con buenos resultados, como conservantes de los forrajes. La sales del ácido fórmico tienen, principalmente, la propiedad de inhibir la acción de los agentes causantes de la fermentación en los silos del forraje y la de todos los demás gérmenes, de manera que se produzca un cultivo casi puro de bacterias de ácido láctico en el forraje almacenado.

Para ello es necesario usar una solución del 2 a 4 % de formiato de sodio. El empleo de ácido fórmico en la conservación de forrajes está autorizado y en definitiva es un buen procedimiento biológico.

Tolerancia

La FAO y la OMS han determinado la proporción de 5 miligramos por kilo de peso corporal como cantidad máxima diaria. Esta cantidad máxima puede ser sobrepasada con moderación, ya que es muy grande el número de alimentos que se conservan con ácido fórmico. El empleo debe limitarse a los casos más necesarios.

Visita mas artículos en Ecoagricultura.net

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.